PENCCAINDABOX: LA GESTIÓN. Segunda jornada cargada de invitados.

Segundo día de esta PENCCA, dedicado al encuentro con profesionales de la Gestión y producción cultural.

Como es habitual comenzamos el trabajo dirigidos por Mercedes Boronat. Hemos ejercitado “Six healing sounds”, práctica taoísta para transformar las emociones tóxicas de nuestros órganos en emociones positivas a través de los sonidos, el color y la atención. Concluimos aprendiendo que nuestro cuerpo es “un espacio intergaláctico” que se relaciona con otros semejantes.

Durante la práctica han ido llegando nuestros invitados, y al concluirla nos hemos presentado. Estos son:

  • Nerea Aguilar (Costa Contemporánea)
  • María González y Ángeles Roquero (Mes de Danza de Sevilla, Transforma Producción Cultural).
  • Toni Hurtado (El Mandaíto Producciones).
  • Violeta Hernández, David Linde y María Gil (La Suite).
  • Sara Robles y Gome (La Matraka)
  • Pedro Jiménez, Benito Jiménez y Pablo Navarro (Zemos 98)
  • Virginia Moriche, Alberto Villegas y Pablo Vinuesa (Surnames, Comunicación de Eventos Culturales).
  • Arturo Fernández, ​creador y director de La Casa de las Artes, Residencia de artistas de Alanís (Sevilla).

Después del café de bienvenida se presentaron las dos cajas que hemos abierto en este día; las enviadas por Ania González y por Cristina Alonso.

CAJA 1. La primera caja abierta fue la de Ania: encontramos  una cámara de fotos de juguete y un cuaderno rojo que contenía estas instrucciones:

-Presentación / Sin debate: Memoria e historiografía de nuestras trayectorias personales y colectivas.

-Tema 1: Acción / Reflexión: reproducción de tres fotografías Ania había incluido en su cuaderno.

-Tema 2: Reflexión: El registro de la obra en movimiento, el paisaje en la danza. Observamos la imagen que se ve en la cámara y debatimos acerca del paisaje en el que trabajamos en Andalucía… a la mayoría nos pareció desértico.

-Tema 3: Acción: recibimos la orden de decirnos en parejas un texto escrito en el cuaderno y grabarlo. Como somos tantos, decidimos decirlo en grupo y hacer una única grabación.

-Tema 4: Registro: Ania nos incita a debatir sobre las diferencias que encontramos en el contexto institucional, profesional y comunitario en el contexto artístico de la danza en los últimos cinco años.

-Tema 5: Comunicación / Crítica: información sobre “La plataforma de Reflexión sobre Políticas Culturales de Sevilla”, folleto que nos adjunta, que encontró en el Reina Sofía y que Pedro Jiménez se compromete a enviar a Ania.

-Tema 6: Descubrimiento: Épica erótica contextual. Erotizar, convertir un lugar (nuestro contexto) en un espacio deseable.

-Tema 7: Recuperar la ilusión radical. Lectura de un texto de Baudrillard y otro de Suely Rolnik llamado “Deleuze esquizoanalista”.

-Tema 8: El encargo final consiste en hacernos preguntas unos a otros que ayuden a resolver las impotencias y conflictos que encontramos en nuestro ámbito de trabajo artístico. Por falta de tiempo invitamos a colgar esas preguntas en el blog y así generar respuestas que serán enviadas de forma anónima a la generosa creadora de esta primera caja.

CAJA 2. Un tablero de juego enviado por Cristina Alonso que abrimos tras concluir la caja anterior.

Nos encontramos muchos paquetes e instrucciones que nos organizan en cinco equipos (con un anfitrión y varios componentes) con tareas específicas:

Equipo 1: El Iglú. Después de trazar un cuadrado de 2×2 metros en el suelo y colocar su símbolo (un iglú) en el vértice derecho, la actividad encomendada fue escribir cada componente un máximo de cinco personas de la comunidad en la que nuestra práctica profesional cohabita (papel que llamamos bitácora), y ubicarlo en algún lugar dentro del cuadrado.

Equipo 2: El Camaleón. También se trazó un cuadrado de 2×2 metros en el suelo, se dividió en 19 partes y se nombró cada cuadrante con el nombre de una Comunidad Autónoma. Después de  colocar un camaleón en el vértice derecho del cuadrante, se tenía que nombrar un máximo de tres personas de la península y Baleares en la que nuestra práctica cohabite (tarea individual). Existen cuatro familias de “donuts” con cuatro fichas que te representan a ti y a tus elegidos, y se colocaron en los cuadrantes a los que pertenecían.

Equipo 3: La maraca. Esta vez el cuadrado a marcar era de 4×4 metros; se dibujó el mapa de España usando la mayor área posible dentro del cuadrado y se colocó su símbolo (una maraca) en el vértice derecho. Encontramos tapones de corcho para representar Estructuras de acompañamiento, Espacios de Residencia y Espacios de exhibición que tengan un plus; también paraguas con los que se marcarían los festivales. La tarea fue ubicar en el mapa los centros y festivales que el grupo conocía.

Equipo 4: El Paracaidista. Se trazó un cuadrado de 2×2 metros en el suelo, se dibujó dentro un paracaídas y al paracaidista y se colocó una figura del mismo en el vértice derecho. La actividad encomendada fue elegir 5 festivales internacionales porque admiramos su programación o porque consideramos que nuestro trabajo encaja en su marco (tarea individual). Una vez decididos se escribieron en cintas adhesivas que se colocaban enganchadas en el marco del cuadrado por orden de preferencia.

Equipo 5: El Mundo. De nuevo un cuadrado de 2×2 metros en el suelo y tras colocar su símbolo (una bola del mundo) en el vértice derecho, se repartió una tarjeta por participante en la que se apuntaba el nombre de un país al que nos interesaría visitar a nivel profesional, argumentándolo en una frase.

Una vez establecidos y ejecutadas las tareas de los equipos, el anfitrión permaneció en el cuadrante y los componentes iban cambiando de espacio para ejecutar de nuevo las tareas propias de cada equipo. Todo esto regulado por unos tiempos que un responsable iba marcando. Cuando todos los componentes de un equipo habían visitado los cinco espacios de trabajo creados, se planteó la tarea de tomar conclusiones con los resultados obtenidos en su propio cuadrante.

El encargo final consistió en que cada equipo tuvo que elaborar un proyecto de ThinkTank tras elegir un país para conocer en profundidad (estructuras, pensamientos en torno a las artes, etc), establecer una temporalidad y un calendario (para el país visitante y el anfitrión), y con una propuesta de la composición del equipo. También se tuvo que decidir algún tipo de relación con otras comunidades autónomas, qué figuras de diálogo y de complicidad se encontrarían en el Think Tank, y cómo esa experiencia podía expandirse a otros grupos y territorios. Todo ello basado en las conclusiones que podíamos obtener de los resultados obtenidos en la experiencia anterior.

Finalmente cada grupo presentó su candidatura, y se votó a la que consideramos mejor.

Para cerrar esta jornada tan intensa, planteamos un momento para compartir reflexiones y conclusiones:

  • La toma de conciencia de la poca información que tenemos sobre festivales internacionales.
  • Los mapas creados han sido muy útiles porque se visualizaba con mucha claridad las zonas en las que no detectábamos actividad.
  • Constatamos, ayudados por un listado que nos dejó Cristina, que existen espacios de creación y festivales que hemos olvidado ubicar en el mapa.
  • Del equipo El Iglú, los nombres más repetidos han sido de personas vinculadas al sector de la gestión más que los de los compañeros de profesión.
  • Mercedes plantea la necesidad de ser muy organizados si deseamos planear una aventura internacional; sin planificación es difícil conseguirlo.
  • Se manifiesta la difícil  relación de la profesión con la Junta de Andalucía (se usan palabras como violenta y desoladora).
  • Pero también se reconoce la alegría de compartir el espacio de la PENCCA con tantos profesionales dedicados a la gestión. Y se genera la expectativa de favorecer muchos espacios de encuentro como éste promovidos y alentados por distintas iniciativas y colectivos.

Nos despedimos de nuestros visitantes y finalizamos el día con una Jam-Session propuesta por Juan Luís Matilla en la que disfrutamos de la música en directo creada por él y por Pablo Vinuesa, un regalo que se enriqueció con la improvisación bailada y vocal de los participantes de la PENCCA.